09 junio 2009

HOY VI UNA ESTRELLA

"Jesucristo nació en un pesebre, donde menos te piensas salta la liebre" No es mía la frase, lo dijo en una ocasión el señor Gala, a mi padre le encantó y a mí también. Le gustaba a mi padre escuchar a don Antonio en aquellos programas que hablaban de nuestras tierras y de sus gentes con su peculiar habla. Es curioso, vas andando por la vida y pasan los días y apenas ves un haz de luz. Pero hoy ha saltado la liebre, ya había sentido su ternura, porque es tierno. Una de esas personas, con las que casi al instante, sientes la cercanía con una delicadeza que sorprende en estos tiempos de brusquedades y prisas innecesarias. Educado, discreto, ideal para hijo o para yerno, pues en esa edad está. Hemos intercambiado un poco de nosotros mismos, de nuestras aficiones; de esa necesidad que la mayoría ocultamos de comunicarnos de alguna manera y expresar sentimientos, sueños imposibles, esperanzas, angustias o rechazos a lo indebido. Él intenta hacerlo por medios audiovisuales. Yo con esto que hago, no sé si bien o mal, escribiendo. Con alguien así puedes dejar diluir el hielo en la copa sin acordarte de tomar un sorbo, da gusto oírle. Espero que pueda expresar todo lo que de bueno lleva dentro de la manera que le guste.
Haz lo que quieres aunque no seas comprendido, tú te sentirás bien sólo por hacerlo, y si hay alguien que lo comprenda y que le guste, fabuloso. Sino es así tú te habrás realizado, liberado, relajado y habrás disfrutado, en resumidas cuentas vivido. Porque hay que tratar de vivir como uno quiere, porque eso es vivir a lo grande. Y no hablo de fama ni de dinero, hablo sólo de hacer lo que uno quiere aunque sea unos minutos al día. Tengo de fondo cantando a Mina, da gusto escucharla, no sé como fue su vida privada, pero seguro que cantar era lo que le gustaba hacer y por eso llegó a hacerlo bien. Así que sigue en lo que te gusta, como puedas y cuando puedas, no lo dejes porque puede que mañana lo lamentes.
Hoy mi copa de Limoncello la levanto por ti, querido amigo, para que sigas hablando, expresando lo que quieres como tú quieras. Suerte.

1 comentario:

David dijo...

Alguien dijo una vez que "Quien no descubre el mundo todos los días, no lo ha visto nunca". Hoy me ha parecido que tú también descubres el mundo todos los días a través de rendijas o agujeritos pequeños en los que la gente a menudo pasa sin apenas fijarse.
Otra frase que me gustó del Tao (que va a convertir este comentario en un parafraseo), dice algo parecido a esto: "los arrollos con poca agua, hacen mucho ruido; los grandes ríos caudalosos, fluyen silenciosos".
A veces, nos perdemos en los grandes oleajes, y no nos damos cuenta de que las pequeñas vibraciones pueden nutrirnos más de lo que pensamos.

Un placer compartir estas líneas, que espero que no sean las últimas.

Nos vemos, un abrazo y que nunca se te acabe la luz.