16 diciembre 2011

MIEDO A ESCRIBIR

Para aquellos que no dedican su tiempo de trabajo o de ocio a escribir, puede parecerles una montaña contar cualquier anécdota o suceso que trasciende su cotidianidad a través de la palabra escrita. Si son capaces de narrar su experiencia con todo lujo de detalles hablando, ¿qué les impide hacerlo por escrito? El miedo.
Quizá al ridículo, a no ser entendidos por quienes puedan leer sus pequeñas o grandes historias. También frena el pararse a pensar antes de escribir, es decir, piensan no son capaces de plasmar su vivencia, su sentimiento. Bien pues, todo eso puede ocurrir y ocurre a quienes escriben como hábito, oficio o de manera ocasional. Lo que pasa es que obvian esos temores y echan fuera lo que sea que tengan dentro, a veces haciendo el ridículo porque nadie entiende lo que dicen o por la simpleza de lo expresado. Lo vivido o inventado no siempre es de interés para terceros.
Es más, el miedo a escribir por quien no lo hace, puede ser menor que el sentido al terminar una obra por el escritor. ¿Gustará a alguien? Esa pregunta es la que marca la diferencia. Quien no escribe la hace antes de empezar y nunca empieza. Está claro que si alguien pone por escrito algo, es para que otro lo lea y su opinión importa tanto, porque la historia solo estará terminada con el protagonista último en el orden, que no en importancia, el lector.
Para poder comenzar a escribir hay que vencer el miedo. ¿Cómo? Muy sencillo, escribiendo. No importa qué ni cómo. Tampoco si hay faltas de ortografía o el estilo es horroroso, casi todo puede corregirse más tarde, lo que no puedes hacer es pararte a pensar qué escribes. Simplemente, hazlo.
Es tan sencillo como...
Recuerdo aquella vez que fuimos de excursión a la playa. Para los que vivíamos tierra adentro era una aventura ir un día al año a ver de cerca el mar. Contemplar la inmensidad, la luz, el color. Sentir la brisa y el calor del sol sobre nuestra piel. ¡Qué maravilla! Lo era más aún por todo lo que suponía de trasiego. La nevera portátil, la sombrilla, la tortilla de patatas en la fiambrera. El balón hinchable, el rastrillo y el pequeño pozal para hacer castillos en la arena. En fin, íbamos cargados a tope en el tren. Aquel tren con asientos de madera y ventanillas que de pronto caían con el traqueteo, porque nunca ajustaban bien. Aquel día veíamos atemorizados acercarse al señor revisor, imponía su presencia, era la máxima autoridad y por entonces “la autoridad” era tal.
—Billetes, por favor. Señora, falta uno, me ha dado cuatro y son cinco.
—Sí, pero el pequeño tiene seis años, aún no paga.
—No tengo seis, ya he cumplido los siete.
Juanito acababa de meter la pata y mamá tuvo que pagar su billete doble, como multa. Por supuesto, al cambiar el revisor de vagón, recibió la consabida tanda de cachetes por abrir la boca. Juanito nunca entendió el porqué le pegó mamá, si siempre le decía que era pecado decir mentiras.
Es tan sencillo como...
Hacía casi el año que no nos habíamos visto, quedamos en la puerta de hogar del centro comercial a primera hora de la tarde. Llegué con algo de retraso y miré, nada, María Rosa no estaba. Pensé mirar en la otra puerta y fui por el interior, tampoco la vi. Por dos veces hice lo mismo, hasta que tuve la feliz ocurrencia de ir por fuera. La distinguí a lo lejos, estaba de espaldas mirando a un lado y otro, aceleré el paso, por fin se giró y me vio. Un año a nuestra edad es mucho, pero no, María Rosa seguía igual que siempre, me sentí feliz al abrazarla.
Pasamos unas dos horas hablando, quitándonos la palabra la una a la otra. Comentando películas, libros, algo de la familia... El tiempo voló, apenas fue un suspiro, en el rincón de la pequeña cafetería. Intercambiamos regalos, ella me dio una película que le gustaba, convencida de que sería de mi agrado. Seguro que sí, aún no la he visto. Yo le di uno de mis libros. Una novela de esas que escribo porque un día no pensé que podría hacer el ridículo. Tampoco me detuvo el hecho de no tener una gran cultura ni una sólida formación académica. Son ya veinte las escritas pero el miedo lo sigo teniendo al terminar, siempre me pregunto, ¿gustará? Eso no me impide escribir porque es como mejor me siento y, por fortuna, suelen gustar a pesar de mis defectos.
Fue una tarde para recordar, por la empatía y esa cercanía que el transcurso del tiempo no ha podido cambiar. María Rosa sigue igual, más ella quizá. Como el buen vino, gana con los años.
Buenas noches golondrineros, mañana tengo la suerte de poder ir a trabajar en tiempos de crisis. Sed felices, ciao.

03 diciembre 2011

NUEVO HOSPITAL LA FE BULEVAR. LOS RESIDENTES SON SU ESPERANZA

Da gusto verlos, haciendo planes de fiesta, yendo de comida, cena o cortas escapadas a cualquier ciudad de Europa. Al tiempo aguantando las guardias, asistiendo a jornadas o congresos. Preparando el doctorado a trancas y barrancas. Los ves alegres incluso cansados, ilusionados y también decepcionados algunas veces porque no todo es como quisieran. Pero sobre todo tienen esperanza en este tiempo de crisis. Y es así porque trabajan, luchan por llegar a conseguir la soñada plaza en la especialidad que han elegido. Son los Médicos Residentes de la Fe Bulevar.

No todo es trabajar. Tienen una media de veinticinco años, más o menos, a esa edad el mundo es como un pastel que hay que devorar a bocados grandes. Lo hacen en la medida que pueden, porque esto no es una oficina que cierra los findes. Hay que aprovechar el momento que hay libre, aunque luego las ojeras lleguen al suelo y disimulados bostezos inunden los pasillos. Se apuntan a todo lo que sale y comunican sus entradas y salidas a través de mensajes en facebook, para hacer los dientes largos a los que están de guardia. Son un poco bordes a veces. Hacen fotos hasta de mear al raso y las cuelgan de inmediato para ser los primeros en mostrar la juerga. En realidad, las fotos, forman parte de la diversión. Son como niños.

Tienen cuerda para todo. Viernes, salen pitando al terminar la jornada porque han quedado para comer un bocata, seguro que por el barrio Del Carmen, en pandilla, es como mejor se mueven.

¡Ay caramba! Tras el bocata sigue la fiesta, una vuelta por aquí y otra por allá, toman algo y a bailar tras un buen maqueado porque la noche es joven y habrá que intentar ligar. Ligar ligan lo que pueden, porque a veces la cosa no pasa del roce en la pista, pero lo han pasado de miedo y han lucido carcajadas. Si la suerte acompaña y no hay que trabajar el sábado, la cosa se prolonga hasta que el sol luce en la plaza. Chocolate y unos churros para los que aún aguantan el tipo. Otros, que se han pasado con la sota de copas, pueden confundir la fuente de la plaza de la Virgen con la bañera de casa y meterse en ella en pelota picada. Los que peor lo llevan son los que a mitad de la parranda han tenido que ir para casa porque les toca hospi por la mañana, o incluso una aburrida guardia si no hay luna llena prevista para la noche de sábado.

Así, en serio y en broma, pasarán los cuatro años que les cuesta terminar de formarse en esa dura profesión que han elegido, porque no nos engañemos, es muy dura, incluso para algunos distraídos. Lo es más para todos aquellos que la eligieron por ser lo que querían, sufrirán más y dedicarán gran parte de su tiempo libre al estudio, no solo ahora, siempre; porque la formación de un médico no acaba en la etapa de Residente. Pero este tiempo marcará sus vidas, personal y profesionalmente. Y sería bueno que los que están para ayudarles en el esfuerzo que supone, lo hicieran con alegría, sin ningunear esa atención que merecen y necesitan. No solo sería bueno para los Residentes, a todos beneficiaría. Por supuesto al hospital y por tanto a los pacientes. A cambio, ellos, animan con su juventud, alegría y esperanza en la vida. A los que ya mal andamos cubriendo las canas y tratando de no ahogarnos por los ¡¡muy largos!! pasillos de este hospital que juntos inauguramos con cierta reticencia por nuestra parte y mucha ilusión por la suya.

Mis saludos a todos los Residentes de Pediatría del Nuevo Hospital La Fe, incluidos los que estáis lejos. ¡Sois estupendos! (Casi siempre).

Un besazo golondrinero, brindo con limoncello por vosotros.

27 noviembre 2011

"SI NO HAY PAN, QUE COMAN PASTELES"


http://imagenesfotos.com/fotos-de-ovejas/
Así andamos, desperdigados buscando qué echarnos a la boca. El prado está agotado, apenas queda algo y rebuscamos mientras esperamos cual rebaño de borregos a que el pastor nos dirija, nos lleve a buen recaudo y nos proporcione algo de hierba seca, porque lo que es fresca ya no nos queda.
Ya estamos tranquilos, tenemos al pastor elegido, a pesar de que nada ha cambiado, de que la crisis sigue igual o peor. Pero nos es cómodo aborregarnos, sí, la mayoría somos de aquellos que decimos "dame pan y dime tonto". Porque a esto se reduce al final toda la disquisición. Y es lógico que así sea, a fin de cuentas la masa poco podemos hacer en los grandes temas que nos afectan. Salvo una revolución y cortarle la cabeza a María Antonieta. Una frase, un collar, mil despilfarros y otros tantos devaneos, mientras el pueblo mendigaba. Llevaron a una joven reina de Francia y Navarra, a la guillotina. Lo hizo la masa, comandada por pastores, porque la masa suele ser aborregada y necesita que la dirijan. El prado no tenía hierba y fue fácil convencerla.
Por fortuna son otros tiempos, los mismos problemas, pero otros tiempos. Ya no hay guillotina, aquí nunca la tuvimos, pero sí existió el garrote vil hasta 1978, ahora aplicamos otras penas. Retiramos a las María Antonieta y les damos una buena pensión de por vida, por todo lo que nos han hecho y si no hay pan, comeremos pasteles (la frase del título, cuentan la dijo María Antonieta, pero al parecer no fue cierto). Dicen tanto, sin embargo, qué poco sabemos y más nos vale. Si de verdad supiéramos quizá rodarían cabezas, o mejor dicho, romperíamos algún cuello. Por suerte, para todos, son otros tiempos y a pesar de todo, los prefiero.
Buenas noches golondrineros, sed felices.

22 noviembre 2011

AL PARTIDO POPULAR LE DIGO, TENGA PRESENTE: EL PUEBLO NO ES BOBO

Habló el pueblo. Ese al que muchos mencionan y pocos tienen en cuenta a la hora de tomar decisiones, a pesar de ser el que sufre las consecuencias.

Creen los partidos que se les vota por sus idearios, sus dirigentes o sus programas. Sí hay una parte de votos que los reciben por esos motivos, pero no son los votos que les hacen ganar las elecciones. Lo que hace ganar unas elecciones, salvo dolorosa excepción que confirma la regla, son los resultados de la gestión del gobierno. Si la gestión es buena hay una tendencia natural al voto por la permanencia, incluso teniendo en cuenta que nunca puede ser al gusto de todos y que siempre hay temas en los que el consenso social es difícil de alcanzar si no imposible.

Está claro que el pueblo ha considerado negativa la gestión del gobierno socialista y le ha castigado retirando su apoyo para volver a gobernar.

Pero eso no es ya importante para el partido socialista. A quien debe importar sobremanera es al partido popular que ha recibido la confianza mayoritaria. El partido popular tiene ahora la misión de gobernar España los próximos cuatro años, viene obligado a tener presente en el día a día y en cada una de sus decisiones que, su permanencia en el poder y por consiguiente la renovación de confianza en la siguiente elección, depende única y exclusivamente de una buena gestión. No de sus simpatizantes, ni de sus afiliados.

Hemos asistido durante el tiempo de gobierno socialista y mucho más aun durante la campaña, a una descalificación de los ciudadanos, los han considerado bobos, desprovistos de la más mínima inteligencia para poder valorar su gestión. Han creído que el pueblo era incapaz de entender y comprender sus “grandes decisiones” sus “altas miras”. Lo han intentado amedrentar, han mentido de manera pertinaz y han tratado de vender unas soluciones a los problemas que durante el tiempo que han gobernado no han siquiera planteado. Bien pues, el pueblo no es bobo, no está falto de inteligencia y es capaz de ver y entender incluso a través de la mentira.

Atiendan a ello los dirigentes del partido popular, tomen nota de ello si quieren que su gobierno renueve la confianza que ahora le han dado. Gobiernen como si su casa fuera porque tienen el apoyo necesario. No para despilfarrar lo que no tenemos, no para regalar lo que aquí nos hace falta, no para malversar... porque nada de eso haría una persona de bien en su casa.

Tienen bajo su gobierno casi a toda España, pero eso no debe llevarles a comportarse como reyes absolutos del poder, sean generosos, demuestren nobleza con el resto de partidos y atiendan sus sugerencias cuando sean mejores que lo que ustedes piensan. No traten de imponer su ideario porque no les han votado por ello, no caigan en el error de pretender adoctrinar al pueblo, eso no se perdona en estos tiempos. Tiempos que son difíciles, pero eso ya lo sabe el pueblo mejor aun que ustedes porque lo está sufriendo. No es pues excusa para no intentar hacer bien las cosas y atender a todo con las limitaciones que las circunstancias marquen. Sean austeros con sus propias prebendas, que el pueblo sea conocedor de ello, será la mejor manera de aceptar los recortes que tengan que hacer por causa de la crisis. Y en aquello obligado por el bien general, no duden aunque les digan que no es políticamente correcto y pueda restarles votos, no es cierto, el pueblo lo entenderá porque no es bobo.

España necesita cambiar en muchos aspectos para poder recuperar su dignidad y un nivel razonable de prosperidad y bienestar. Un elemento necesario para comenzar a caminar en esa restauración era el cambio de gobierno. Bien, ya lo tenemos, ahora veremos si quienes asumen la dirección del país son capaces de hacerlo. Yo así lo deseo por el bien de todos.

Buenas noches golondrineros, sed felices.


15 noviembre 2011

20-N REFLEXIONAD CON TIEMPO Y VOTAD

Faltan aún días para que llegue ese tan manoseado “día de reflexión” previo a una votación. Pero no podemos esperar a reflexionar en el último instante. Porque pueden ocurrir acontecimientos que perturben ese necesario meditar antes de depositar nuestro voto en una urna, porque el voto de cada uno es el que decide. Uno o diez millones no son más que una suma de votos individuales e intransferibles. Emitidos de forma libre y responsable.

¿Qué debemos tener en cuenta? No la faz de un candidato, su corbata o el fondo con que se anuncia. No los discursos hilvanados por expertos para convencer. No, ni siquiera los programas que ya veremos si pueden cumplir.

Hay que centrar nuestro pensamiento en lo que vemos y en la memoria histórica. Esta vez soy yo la que hablo de memoria histórica, pero no de hace décadas, de la reciente, los últimos años. De la actual, la que está escribiéndose en el día a día. De esa historia en la que poco participan, pues no tienen oportunidad de hacerlo, cinco millones de españoles parados, a los que hay que sumar todas aquellas personas a las que afecta su situación.

¿Qué tenemos a nuestro alrededor? Escándalos, mala administración, corrupción y malversación de caudales públicos. Sindicatos bien pagados por el gobierno, con un número de liberados que nunca dicen cuantos son, hay quien habla de trescientos mil. Me parecen muchos cobrando sin apenas producir, pero en realidad no sabemos si son tantos, menos o más. Sindicatos que manejan millones dedicados a “cursos de formación”, algunos para los parados. ¿Por qué? No entiendo por qué tiene que dar dinero el gobierno para ese fin a un sindicato. Es más, un sindicato tiene que mantenerse con la cuota de sus afiliados si queremos que sea independiente y defienda a quien representa. Y a quién han representado, a quien les ha pagado, al gobierno, pero no a los parados. Tampoco a los que sí tenían trabajo, han sido incapaces de hacer una reforma laboral necesaria y adaptada a la situación actual.

Mientras millones de personas sufren las consecuencias de una crisis que aumentó su velocidad cuesta abajo, por negarla el gobierno durante tiempo. El gobierno ha seguido con sus subvenciones a organismos o fines solo comprendidos por unos pocos, los que las recibían, y para nada productivas ni paliativas de la problemática existente en nuestra sociedad. Si bien es cierto que estamos en una crisis internacional, no menos cierto es que tardamos en poner en marcha medidas contra ella y con pocos o nulos resultados. Sí dieron dinero para los que agotaban su prestación por desempleo, pero no a los que ya hacía tiempo la habían agotado o no reunían los requisitos. Dinero que hubiese sido más productivo para todos si lo hubiesen dado a los empresarios, pequeños o medianos que creasen un puesto de trabajo. Pero la clave del gobierno era “vencer a los poderosos”. Y la consecuencia ha sido derrotarnos a todos, sobre todo a los menos poderosos, al pueblo llano. Hicieron muchas rotondas casi todos los ayuntamientos, mientras seguían sin pagar las facturas que debían. Pero era necesario dar imagen de cara a la galería, y todos, todos los partidos pasaron por ello. Cuando tendrían que haber hecho un manifiesto público “no queremos rotondas, aunque sean buenas, queremos reducir deudas”. Pero todos se hicieron la foto inaugurando mientras muchos pequeños y medianos empresarios, reducían sus plantillas por no poder atender los pagos, porque mientras la administración no les pagaba, seguía cobrando el IVA y el resto de los impuestos. Una auténtica tropelía.

Podría seguir, pero para qué. Cualquiera que tenga ojos puede ver si mira en su entorno. El despilfarro ha sido mayúsculo y nadie ha puesto coto a ello. Así estamos, más secos que una mojama. Y lo peor es la falta de esperanza en que algo cambie. Por un poco de esperanza, a paso lento, pero algo espero que sea, a eso dedicaré mi voto.

Hay gente a la que no afecta la crisis, eso creen, pero no es así. Seguro que si miran, verán en su entorno un pariente, un amigo, un bar que ya no abre por falta de clientes. Y va en aumento, a menos que algo cambie. Que cada cual emita su voto, suyo, responsable. Pero no por lo que prometan unos y otros, abran los ojos y vean su entorno.

Una amiga me ha dado una botella de limoncello de Sorrento, a cambio de un libro mío. Llaman a eso trueque, lo que hicieron en el “corralito argentino”. Espero no lleguemos a ello. De momento yo salgo ganando, el limoncello es de primera y mi novela puede que no le guste. Claro que le durará más que a mí el contenido de la botella. Ciao golondrineros, sed felices.

09 noviembre 2011

EL DEBATE. UNA CORRIDA QUE GUSTÓ POCO Y COSTÓ MUCHO

Lo más destacado de “El Debate” han sido los 550.000 euros que ha costado, o sea, más de noventa millones de pesetas. Está claro que la crisis es como el frío, no afecta a todos por igual.

No han cobrado los que han intervenido de la Academia de televisión, a pesar de ello la cifra produce bochorno en los tiempos en que estamos. Han puesto algo para picar, nada, unos bocatas de chorizo y la consabida tortilla de patatas, acompañado de cerveza y algún refresco, lo que tocaba para entretener el hambre. Digo yo que eso era lo que tocaba, pero cuando veo que el tentempié ha costado la friolera de 18.000 euros, me ha entrado la duda. Seguro que han añadido algún dulce y una copita de licor, sí, con eso ya me sale la cuenta...

Como la cosa era de mucho rigor, el tiempo era esencial controlarlo y en lugar de poner un reloj de arena, ecológico, o uno de esos que usan los jugadores de ajedrez que son muy precisos. Han contratado dos árbitros de baloncesto y les han dado una paga extra para pasar la Navidad, 1.700 euros. Me alegro por ellos, pero mejor hubiese sido coger a un par de parados que más falta les hace. Y, bueno, está bien que gasten 80.000 euros en el decorado del plató para un rato, porque imagino que habrán pagado algunos jornales y esa gente podrá llegar a fin de mes. Y no me parece despilfarro, no, porque ahora pueden desmontar el asunto y guardarlo en el desván para el próximo debate, vamos que no hay porque tirarlo, luego le pones tres pegatinas o lo pintas de otro color, cambias el año y listo. Es una inversión a largo plazo, por tanto hay que aplaudir que hagan inversiones tan rentables. Lo que no entiendo es por qué han tenido que ir al palacio de Congresos, teniendo buenos espacios en TVE, que es de todos, no hay que alquilar y pagar la friolera de 90.000 euros. Bueno nada, ya me he cansado de echar cuentas.

El caso es que la cifra total se sale de madre, y todo para qué. Para nada o para bien poco.

Vimos una corrida poco lucida, el toro era bravo, con mucho peligro, de nombre España. El primer espada salió al ruedo tocado por los “fuera, fuera” que en los últimos tiempos lleva escuchando. Y pasó por el ruedo con más pena que gloria inventando una faena que nadie creyó, al tiempo insistió con su versión del pasodoble del miedo que de forma machacona impone siempre al respetable. El otro diestro, lidió azuzado por esa música, y aun teniendo al público a su favor le faltó garra como siempre. Dio unos capotazos lucidores, con la muleta estuvo algo mejor, unos pocos pases de pecho y otros tantos derechazos. Y si bien recibió algunos aplausos, ni él ni “El niño del coco” como ya se le conoce al primer espada, mereció la vuelta al ruedo. La corrida que tanta expectación había causado fue en gran parte una decepción.

En la barrera pudimos ver Al Moderado, que no salió al quite en las ocasiones que debió. Pitos.

Buenas noches golondrineros, sed felices.


05 noviembre 2011

A RAJOY Y RUBALCABA, EN UNA MESA CAMILLA TOMANDO CHOCOLATE ¡UNA PASADA!

Tras estos días adornados de cipreses, la lluvia nos sorprende con su insistente presencia a menudo desbordada. Las hojas caen por doquier, desconsoladas por perder su color verde esperanza, vestidas de amarillos marchitos y marrones apagados, son aventadas por el viento que sale a pasear cual dueño y señor; con una fuerza a la que ya no nos tenía acostumbrados. Es un hecho el frío tempranero, hace sacar del fondo de los arcones las mantas y edredones. Pantuflas, calcetines y viejas bufandas, nos ponemos. Retomamos el sabor del té caliente, soplando para beberlo a pequeños sorbos antes de que enfríe y nos destemple más de lo que estamos. La mesa camilla volverá a su función de toda la vida, cobijarnos pies y piernas. A falta de una buena chimenea, una pequeña estufa eléctrica hace las funciones del viejo brasero y nos regala su cálido bienestar a poco que nos acerquemos.
Tendrían que retomar muchos esa costumbre, me refiero a la mesa camilla. Aproxima a las personas, elimina esas distancias que la canícula excesiva provoca. Facilita la conversación, más íntima, cercana. Sin cabeceras que den prestancia, nos hace iguales. Es más profundo lo que a su alrededor pueda comentarse, pues es sabido que bajo una manta uno cuenta mucho más que sentado en una terraza.
Yo sentaría al señor Rajoy y al señor Rubalcaba en una mesa camilla, con un brasero y un buen chocolate a la española. Para mojar unos churros, buñuelos o porras, al gusto de los señores. Segura estoy que sería menos agresiva la contienda dialéctica, más sincera y casi me atrevería a decir que llegarían a un entente que a todos nos beneficiaría. Siempre y cuando no jugasen al parchís, juego de lo más violento, por aquello del afán de matar al contrario y la mala costumbre de algunos empeñados en hacer trampas para vencer.
De lo último, de trampas, andamos sobrados. Aparecen por muchas partes y no estamos en condiciones de seguir soportando a tanto truhán que abusa del cargo. Ni podemos esperar un mínimo respeto por parte de los políticos, menos ahora que andan calentando. Está claro, como se acerca el frío tratan de encender los ánimos. Pero el fuego que encienden no es para dar calor a la gente, sino para seguir arropados mientras los que están tiesos son ya más de cinco millones.
El otoño es tiempo revuelto pero tiene su encanto. Florece la jacaranda, estallan en color violeta sus flores entremezcladas con el verde de las hojas. El colorido fresco y joven nos trae un mensaje de esperanza. Lo cual me lleva a pensar, tras el invierno siempre llega la primavera y con ella las golondrinas que en otoño van a buscar el cobijo en el calor africano.
Pero tranquilos, golondrineros, aunque llegue el invierno, las golondrinas verdes seguirán aquí. Junto a una mesa camilla con brasero y una copa de limoncello. Sed felices. Ciao.

31 octubre 2011

ESPAÑA HUELE A MUERTA, YO NO QUIERO CELEBRARLO


La foto es de http://turismo-toscana.blogspot.com/

España huele a muerta y no es por la fecha en la que estamos. Cierto que cada uno de noviembre “celebramos” el día de todos los santos, santo solo lo es alguien que ya está muerto. Siendo así, poco es lo que podemos celebrar. Dicen que es un día para recordar a nuestros difuntos y tener el detalle de visitar el cementerio y hacer una ofrenda de flores. Como si pudiéramos olvidar a los que ya no están. Sí seguimos respirando, comiendo, riendo; viviendo, dicho en una palabra. Pero difícil es olvidar a unos por su bondad, a otros por su maldad. A la inmensa mayoría ni por lo uno ni por lo otro, no sobresalieron de manera especial, fueron gente corriente por lo general, tal cual somos. Pero formaron parte de nuestras vidas o de la historia cuyo tiempo compartimos. Los recordamos, y a los más cercanos los sentimos, los añoramos.

Pero en los tiempos que corren, casi celebramos que no sigan aquí, viendo el declive de muchas vidas, el sinvivir de tantos, y a una España moribunda sin ánimo ni fuerza para seguir. Seguro que se preguntarían ¿qué ha pasado? Una guerra, una pertinaz sequía, una peste... Porque solo grandes, enormes calamidades pueden ser causa de la situación actual. Buscarían explicación y no la encontrarían. ¿Qué pudo ocurrir? Para que el fruto de su trabajo, de sacrificios y sufrimientos enormes durante la guerra y la posguerra. Esté perdido o apenas quede nada.

Los que aquí seguimos, herederos de esos que están esperando nuestra visita en el cementerio, no tendríamos palabras para justificar tanta dejadez. Ni la mucha soberbia con la que se adornan algunos cargos. Tampoco podríamos dar cuenta de los gastos innecesarios de la administración, porque nadie hace cuenta de nada, lo parece, pero no es así. —Claro que, si en algún momento hay alguien consciente, tendríamos que condenarlo a lo hoguera, por permitirlo— No sería fácil enumerar los enriquecimientos ilícitos de los gobernantes, ni la subvenciones millonarias a proyectos que mejor no mencionar.

No comprenderían que sigan enriqueciéndose unos pocos a costa de muchos porque ellos lucharon por dejar una España mejor y más justa. En la que prevaleciera la ley frente al abuso, la indignidad y la codicia. La hemos echado a perder entre todos: los que gobiernan, muchos de ellos incapaces de hacer algo más que predicar pero sin aplicar, orgullosos de su inmerecido estatus, incapaces de bajar la mirada ante la necesidad. Comportándose como tiranos, imponiendo su criterio y despilfarrando a manos llenas de algo que no les pertenece, pero lo manejan a su capricho, cuando no a su propio beneficio. Junto a ellos, los grandes inversores y banqueros que poco o nada les importamos el resto, cuyo afán es acumular millones sin miramientos. Especulando con la desgracia para aumentar sus beneficios. “A río revuelto ganancia de pescadores” Ellos siempre son los pescadores, tras revolver y enturbiar el río.

Hay otro grupo de culpables, incluso más de uno, pero en especial está el de todos aquellos que creímos vivir un sueño. Ese sueño no era otro que, pensar formar parte de una clase media, capaz de vivir creciendo en cultura, bienestar y comodidad. Teniendo siempre de referente cómo vivían los que estaban más altos. Tratamos de imitar cual marionetas, porque eran otros los que movían los hilos que nos sujetaban dirigiendo nuestro sueño. Caímos en la trampa que solo tenía un objetivo, matar esa clase media, aspirantes a la nada.

Los que estaban arriba ahí siguen. Los de abajo siempre estarán en el mismo sitio. Pero ese inmenso grupo que compone la mayoría de la gente de España, que creyó ser clase media, agoniza. Son sus estertores los que cada día podemos escuchar. ¿Qué hacemos? Miramos a otro lado, porque nos asusta pensar que estamos ahí, esperando nos llegue la hora.

Este año hay menos flores frescas en los cementerios, la inmensa clase media no dispone de suficientes recursos para comprarlas. Serán artificiales muchos de los ramos con los que rendiremos el homenaje a nuestros muertos, santos o no. Es quimera pensar que nosotros las tendremos siquiera de esa manera.

España, su clase media, huele a muerta. Yo no quiero celebrarlo.

21 octubre 2011

INDIGNAOS CON LOS POLÍTICOS QUE HACEN EL JUEGO A ETA

¡¡¡Cuánta estupidez!!!

Nos han bombardeado en los medios con el tema. Una campaña pro ETA. Organizada y dirigida por ETA a través del gobierno y del resto de políticos que han seguido el juego. Creo haber escuchado a todos los políticos que han salido a dar su opinión y la única que ha dado muestras de cordura ha sido Rosa Díez y por supuesto Mayor Oreja que ya avanzó hace tiempo una parte del programa de esta pantomima.

Hasta el príncipe Felipe ha puesto su grano de arena sumándose a lo dicho por muchos, que ETA ha sido derrotada y el estado de derecho ha triunfado. Nada de eso ha ocurrido, no se han retractado de nada, no han pedido disculpas a las víctimas, no han disuelto la banda, no han dejado las armas.

Sí han dicho lo que han querido, como y cuando han querido, en vísperas de unas elecciones. Todo programado y muy pensado. Siguen en su intención de lograr sus objetivos. Ahí están sus palabras:

En Euskal Herria se está abriendo un nuevo tiempo político”

La lucha de largos años ha creado esta oportunidad”

ETA hace un llamamiento a los gobiernos de España y Francia para abrir un proceso de diálogo directo que tenga por objetivo la resolución de las consecuencias del conflicto y, así, la superación de la confrontación armada.”


Bietan Jarrai' ('Seguir en las dos')” Su anagrama, que defiende la apuesta de lograr los objetivos compaginando la vía militar y política.

No dan muestra de estar derrotados, más bien de lo contrario. Es una burla, de momento

Y nuestros políticos hablan ya de reuniones y tomar decisiones para esta nueva etapa, porque la situación es nueva y, lo más escuchado ¿Y ahora qué?

Ahora solo hay que hacer lo mismo que ayer, cada cual que cumpla con su obligación. Las fuerzas de seguridad tienen muchos casos pendientes de resolver, tendrán que seguir buscando a los culpables y la justicia aplicar la ley.

La democracia ya tiene sus cauces de integración, no ha lugar a crear ninguno nuevo. Quien quiera estar dentro del juego democrático sabe que tiene que respetar las reglas.

No hay ningún conflicto que resolver. Unas personas han querido vivir al margen de la ley durante medio siglo, causando el dolor de mucha gente, provocando la huida de varios cientos de miles de su tierra. Hora es pues que dejen de matar, y lo único, que tienen que hacer a partir de ese comunicado es hacerlo definitivo: disolver la banda, entregar las armas a las autoridades, quien tenga delitos pendientes que se entregue a la justicia, (seguro habrá cierta clemencia si lo hacen), pidan perdón a las víctimas. Y una vez esto hecho, cada cual atienda a su vida, es lo único que hay pendiente.

Creo que estamos perdiendo el tiempo todo el país, yo la primera, pero es que estoy ¡Indignada! Por ver a quienes nos dirigen, a tantos políticos que deberían tener un mínimo de seriedad y cordura, queriendo vendernos el mensaje orquestado de cara a las elecciones, de que han derrotado a ETA, ellos deciden, no ustedes, así que no digan que ha triunfado la democracia y el estado de derecho, no somos tan idiotas. Cierren la boca y sigan con su vida, trabajen y cumplan con su obligación. Si hoy ya no hay una pistola detrás de alguien, demos gracias, pero nada más ocurre, excepto el tiempo que estamos perdiendo todos hablando de una banda de asesinos que han dicho que no van a disparar, pero no dejan las pistolas.

ETA PUSO DE RODILLAS A TODO EL PAIS SUPLICANDO POR MIGUEL ÁNGEL BLANCO

Tengo en mi memoria un doce de julio de 1997, fue asesinado Miguel Ángel Blanco. No les valió a los etarras escuchar el clamor, no solo del resto de España, del propio País Vasco, suplicando que no le asesinaran.

Llegué a mi casa trastornada por un día negro en el hospital, un pequeño recién nacido, hijo de unos amigos, se enfrentaba a la muerte. La naturaleza le había causado una mala pasada a su corazón. Su vida estaba pendiente de un hilo.

A ello se sumó la tensa espera de si la amenaza contra Miguel Ángel Blanco se cumpliría o no. También su vida pendía de un hilo, pero no era la naturaleza la que lo sujetaba, sino unos desalmados.

Yo no le conocía, ni tenía especial interés en la formación política a la que pertenecía, por otro lado era mera anécdota que fuese de un partido u otro. No era importante en lo político. Miguel Ángel Blanco importaba a su familia, amigos y compañeros, antes de su secuestro. Tras el secuestro y la cruel amenaza, nos importó a la mayoría de los habitantes del país. Nadie pudo comprender tan miserable actuación. Ya el hecho de chantajear a un país entero, era clara muestra de la magnitud de su barbarie. Sabían que no era posible ceder a sus pretensiones extorsionistas, pero lograron otro objetivo, quizá era en realidad el que buscaban. El mundo entero estuvo pendiente de ellos. Demostraron su atroz capacidad para causar dolor a millones de personas. Les engrandeció ser el centro de atención.

Tal cual esta semana, con una farsa de conferencia y un posterior comunicado, que nada nuevo dice puesto que no disuelven la organización, no entregan las armas y siguen exigiendo una negociación de sus intereses. Era de esperar hiciesen vísperas de las elecciones algo parecido a lo que han hecho, nada nuevo hay.

El hilo del que pendía la vida del pequeño hijo de mis amigos, no llegó a romperse, la excelente labor de los profesionales sanitarios que le atendieron, logró salvarle. Vive feliz.

Pero el hilo de la vida de Miguel Ángel, lo rompieron unos criminales de dos tiros en la cabeza. Y la mayoría del país sufrió con indignación.

¿Qué hay que negociar? Solo una cosa esperamos y deseamos, que entreguen las armas. De poco sirve que digan que no matarán, si conservan sus armas.

16 octubre 2011

PREMIO PLANETA. LA PANTOMIMA

¿Qué hacer para celebrar un premio literario? Escribir, si te dedicas a ello en todo o en parte.

No me lo han dado a mí, ni siquiera me había presentado. Pero está bien que a pesar de la crisis sigan dando premios por escribir. Algo tan poco productivo, con una rentabilidad incierta a corto, medio y largo plazo. Para la gran mayoría, aunque no para unos pocos privilegiados. Y lo son ya antes del premio, puesto que Planeta siempre apuesta a ganador y no arriesga con alguien desconocido. Pero hacen la fantochada de seudónimo en autor y título, cuando ya los rumores invaden la ciudad si no el país. El Planeta es el más grande de los premios, si de dinero hablamos, y solo si de dinero hablamos. Ya no tiene prestigio literario, pero sí dinerario y todos, digamos lo que digamos, querríamos alcanzarlo. Es pues el mayor reto para los que escriben en la lengua de Cervantes, que sigue siendo la misma con algunos cambios, unos naturales al ir evolucionando, otros ya no lo son tanto. Pero ahí está y la usamos cada vez más gente. Mi felicitación a los ganadores y finalistas.

¿Cómo y para qué sirve, escribir?

Para bien poco, dirán algunos. Otros se escandalizarán, alzarán la voz dando mil razones. Y puede que los segundos tengan razón, pero no toda en los tiempos que corren. Porque si bien sirve para distraer, quizá hacer soñar que buena falta hace; remover pedazos de historia y, algunas veces impulsar el formar. Llega poco a su labor principal, que no es otra más sino la más temida, odiada, repudiada por algunos. Otros la desearán, añorarán, aplaudirán... Hablamos de cuando el escribir sirve para denunciar.

Y hay tanto en estos días, y es tan poco lo que se escribe. Debiéramos denunciar, justo eso, la escasez de la protesta ante la injusticia.

El Planeta es muestra clara de la pantomima tan de moda en este país. Y lo es porque solo responde a sus propios intereses y no al literario. Pero bien, es su dinero y con él puede hacer lo que quiera. Claro que sube el escalafón de los premiados y no siempre lo merecen, ni siquiera por reconocimiento de méritos acumulados.

Al igual que muchas subvenciones del gobierno que van encaminadas a su interés ideológico o ni siquiera a ideal llegan y se quedan en manía desestabilizadora. Aún siguen por estas fechas, cuando el país está quebrado y está a la espera de unas elecciones. Utiliza el dinero de todos sin importarle el mal que hace, apoyando programas que solo a él interesan o, lo hecho tantas veces, comprando favores para mantenerse en el poder o dando a los sindicatos recursos millonarios, apesebrándoles bajo su mano.

Hay una injusticia clara y desmedida en todos los políticos, tal que predicadores van hablando de administrar bien los recursos y lo mucho que les duele hacer los recortes en sanidad o educación. Mientras aumentan sus retribuciones. Siguen teniendo prebendas escandalosas, dedican recursos a pantomimas, ninguneando a los más necesitados. Sí, cierto que han comenzado a racionalizar el gasto, pero lejos están de hacerlo en lo debido.

Y no hablemos de los muchos cargos que algunos acumulan, haciendo caja a diario cuando cinco millones de españoles ni aire tienen ya.

El movimiento generalizado de indignados es poco para lo que hay que protestar. Los que escribimos, bien o mal, con premios o sin ellos. Debemos escribir denunciando la miseria de muchos, frente al enriquecimiento lícito, aunque inmoral, o ilícito de algunos. Los políticos son buenos actores, no hay duda, representan el orden y el poder por sus cargos. Pero en muchos se queda en eso, en la representación. A poco que rasques sale, aparece el abuso de poder y la mala administración que es más propia de una oligarquía que de un gobierno democrático.

La magnitud de la miseria que vive hoy España no es remediable a corto plazo. Y no lo es solo porque no hay trabajo, y por los gastos suntuosos de las administraciones. O todos esos organismos dispersos y dispares que poco sirven, excepto para mantener a unos privilegiados en puestos de lujo para compensar su labor en el partido o por... Vaya usted a saber qué están pagando.

No solo por todo lo mal que actúa la administración de cualquier color o nivel aumentando el tiempo de la crisis y sus consecuencias, sino que, como consecuencia de ello. Las economías de este país, las particulares de la gente media, porque la baja de eso no tiene, ni ha tenido. Están desapareciendo a pasos agigantados. Los problemas de hijos y nietos causados por la crisis, ha acabado con los recursos, los ahorros de los más mayores acumulados tras largos años de trabajo y economía. Y volvemos sin remedio a una situación de posguerra. En la que los hijos que ya estaban emancipados, tienen que compartir otra vez la vivienda con los padres o abuelos. Y el que quiere salir de eso, necesariamente lo hace junto a otros porque solo no puede.

Sí, hay una crisis global. Pero no todos la sufren por igual, ni en todas partes lo hacen tan mal como aquí. Seguimos dedicando recursos a la estupidez y enriqueciendo a unos pocos sinvergüenzas, que los hay por todas partes y de todos los partidos.

¿Qué hacer para celebrar un premio literario? ¿Cómo y para qué sirve, escribir?

Escribir, denunciando y quizá no sirva para nada. Pero esta es mi aportación a la fiesta de la pantomima de Planeta, la de España entera. Vivimos una mentira, urdida por unos, que la disfrutan, y sufrida por otros que vivíamos en un espejismo. El del estado del bienestar, pagado a precio de oro por no saber o no querer administrar los recursos. Hora es que levantemos la voz todos, ¡indignados! Por tantos malhechores protegidos por sus cargos, que todos pagamos. Debemos exigir responsabilidad por sus acciones y sus lujos desmedidos.

Quien ocupe un cargo tiene que ejercer un buen gobierno, lo cual significa que asuma la responsabilidad en lo que corresponda y respondan sus acciones al interés de la mayoría. Y cuando esto no ocurra así, que la justicia se lo demande. Si quien gane las elecciones no es capaz de ello, de poner unas normas que controlen a los descontrolados por el poder. Viviremos en posguerra no una, dos generaciones, y una ya es demasiado.

Buen día, golondrineros. ¡¡Indignaos!! Frente a la injusticia, alzad vuestra voz.

12 octubre 2011

STEVE JOBS. EL DISCURSO. "SU LEGADO MÁS GENIAL"

Si hoy fuera el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que estoy a punto de hacer hoy?”

El trabajo va a llenar gran parte de vuestra vida, y la única forma de estar realmente satisfecho es hacer lo que consideréis un trabajo genial. Y la única forma de tener un trabajo genial es amar lo que hagáis. Si aún no lo habéis encontrado, seguid buscando.

No os conforméis.

En ocasiones la vida te golpea con un ladrillo en la cabeza. No pierdan la fe. Estoy convencido que lo único que me permitió seguir fue que yo amaba lo que hacía. Tienen que encontrar eso que aman.

Así que sigan buscando hasta que lo encuentren. No se detengan.

Recordar que vas a morir es la mejor forma que conozco de evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder. Ya estás desnudo. No hay razón para no seguir tu corazón.

No os dejéis atrapar por el dogma que es vivir según los resultados del pensamiento de otros.

No dejéis que el ruido de las opiniones de los demás ahogue vuestra propia voz interior.

Y lo más importante, tened el coraje de seguir a vuestro corazón y vuestra intuición. De algún modo ellos ya saben lo que tú realmente quieres ser.

Todo lo demás es secundario.

Sigue hambriento. Sigue alocado.”


Lo anterior pertenece al famoso discurso que Steve Jobs pronunció en la universidad de Stanford en 2005. Bien, está claro que para la mayoría resulta muy difícil, si no imposible, hacer algo distinto a lo que hace en la vida, y más hoy en día. Quien tiene un medio que le permite subsistir ya puede darse con un canto en los dientes, aunque no sea de su gusto lo que hace. Además, no todos tenemos ideas geniales como Jobs, lo más frecuente es que ni siquiera tengamos una pobre idea. ¿Qué nos queda? Trabajar en lo que podamos.

Ahora bien, ¿vas a vivir amargado por ello? Para nada, si no puedes hacer lo que te gusta, haz que te guste lo que haces. Saca el jugo a ese tiempo en tu vida. No importa qué trabajo hagas. Será tan bueno como tú quieras. No te conformes con ser mediocre, aunque estés limpiando escaleras.

Pero “no solo de pan vive el hombre...” Sino de aquello que le puede hacer feliz. Y una vez acaba tu horario laboral que te permite mal comer y peor vestir. O quizá tengas la suerte de que sea diferente en lo económico, pero nada más. Pues bien, en tu tiempo libre no puedes seguir malgastando tu vida. Tienes que buscar aquello que te haga feliz. Lo que seas capaz de amar, por extraño que les pueda parecer a los demás. Tiene razón Jobs:

No os dejéis atrapar por el dogma que es vivir según los resultados del pensamiento de otros.”

No dejéis que el ruido de las opiniones de los demás ahogue vuestra propia voz interior.”

Sigue hambriento. Sigue alocado.”


Yo lo voy haciendo, tengo hambre y ando loca por escribir. Y cuando tengo sed, bebo limoncello.

Buenas noches, golondrineros. Seguid hambrientos y alocados, por amar vuestro vivir.

08 octubre 2011

LILIANA Y DA VINCI, MÁS CERCA DE TI

Pues sí, tal cual. Ya está en El Corte Inglés, no en los estantes, ni bajo un gran cartel, ni tan siquiera te lo recomendarán porque seguro que no se han enterado aún de que existe. Porque cuando se enteren y lo lean, fijo que lo recomiendan, porque vale la pena leerlo. Y no lo digo yo sola, quienes ya lo han leído, dicen lo mismo. Bueno, el caso es que ya lo tienen en su web en "libros bajo demanda". Eso significa que puedes comprarlo por internet o... Y eso es lo mejor, puedes ir a la librería del Corty y pedirlo, no sé los días que tardan en tenerlo, pero pocos.
He quitado la portada anterior, sigue en lulu y, haciendo clic en ella (en la que está al margen) puedes acceder a la web del Corty y ver que es cierto lo que digo.
Todo no puede ser malo en estos tiempos de crisis, una ilusión cumplida con la que está cayendo, aunque sea de manera limitada. No me quejo, al contrario, estoy muy contenta y acabo de celebrarlo tomándome... ¿limoncello? No, esta vez ha sido un licor de chocolate que he preparado yo misma. Pero sigo prefiriendo el limoncello.
Sed felices, golondrineros.

07 octubre 2011

AMANDA KNOX. "LA DUDA"

Nada hay tan injusto como la duda, si hablamos de una sentencia.

Y en este caso ha sido así. No han decidido que son inocentes, sino que no pueden decir que sean culpables. Por tanto quedan libres, tanto Amanda Knox como Raffaelle Sollecito. Puesto que no pueden sentenciar otra cosa ya que ninguna prueba es lo bastante concluyente para ello. Y si hay “una duda razonable”, prevalece a la hora de dictar sentencia.

Es lamentable que con los avances de hoy en día las pruebas no demuestren nada. Excepto la culpabilidad de Rudy Guede, al parecer por una huella dejada, la de una mano manchada de sangre. Y su posterior huida, que suma. Él sí cumple condena de dieciséis años. Quizá porque no tuvo la misma defensa que han tenido los demás, aceptó un juicio rápido. No era un estudiante de Erasmus, vivía al parecer como podía. Es posible que con más apoyo, no hubiera sido condenado con tanta rapidez. No pudo tenerlo o si lo tuvo no fue suficiente. En él no hay duda, sí condena, pero dada la duda final, surge la duda. Pero allí está, inocente o culpable, cumple condena.

Y la cuestión es, que no lo hizo solo. La justicia italiana llegó a la conclusión de que fueron tres las personas, una de ellas Rudy, y, otros dos, Amanda y, su novio en ese momento, Raffaelle.

¿Qué es lo injusto? No llegar a ninguna conclusión final de los hechos con pruebas y dejar la duda cual espada de Damocles sobre sus cabezas.

Hay dos personas que han sido liberadas y, según el juez, sí pueden ser culpables. Si es así, tenemos a dos asesinos viviendo en libertad.

Ahora bien, si son inocentes. Han pasado cuatro años en la cárcel por culpa de una mala actuación en la recogida de las pruebas. ¿Cómo borrar eso de sus vidas?

Meredith Kercher, la víctima, no cuenta ya. A ella no puede importarle el resultado de la investigación ni del juicio. Pero sí a su familia. Tienen ahora que ahogar su pena mascullando la duda día tras día. Con el agravante de estar convencidos, que hay dos asesinos libres, porque así lo dijo la justicia en la supuesta reconstrucción de los hechos. Fueran quienes fuesen, no están pagando por la muerte de Meredith.

Raffaele Sollecito ha pasado casi desapercibido y así sigue.

Pero no así Amanda Knox. Que sabe reír y llorar cuando conviene. Si de verdad es inocente, llorará recordando el mal trago de estos años, tardará en sentirse bien.

Pero si no es inocente, llorará para la galería, pero no en su interior. Porque tendrá la fuerza que da el burlar a la justicia, aun no siendo solo por mérito propio, ayudada por la impericia.

Amanda Knox no puede pasar desapercibida y no lo hará. Tardará más o menos, pero contará su historia a los cuatro vientos. Ya es un personaje mediático. Tiene cierto morboso glamour que atrae a las masas, siempre sedientas, ansiosas de conocer detalles escabrosos. A ello hay que añadir su atractivo físico. Suficientes ingredientes para convertirse en una estrella en los medios de comunicación. Hasta su nombre suena bien, ya es suerte.

Y la “duda”, esa duda que ha sentenciado el tribunal de Perugia, dejará de ser tal si no es inocente. Un día, una noche... un segundo que baje la guardia, ella misma resolverá la duda.

Mientras, seguiremos con la duda.

06 octubre 2011

DUQUESA DE ALBA . UNA IMAGEN VALE MÁS QUE ...

¡¡¡Por fin!!! Lo consiguió, y es evidente, si se cumple aquello de "la cara es el espejo del alma". Que la Duquesa de Alba está muy enamorada.
Y esa es la noticia, el auténtico notición de la temporada, lo que vale la pena comentar. Enamorarse con ochenta y cinco tacos, más que bailados, solo lo puede conseguir una Grande, en este caso la que más, no solo de España. Del mundo mundial, o sea, que no hay otra que le haga sombra.
Atrás quedan los dimes y diretes provocados por su decisión. Tampoco importa si es duquesa o la ristra de cosas más. Es una persona que ha tenido la suerte, el privilegio de hacer lo que le sale de su... moño a lo afro, y lo ha hecho. Ya quisiéramos el resto de mortales tener tal prerrogativa, pero claro para eso hay que ser Grande de España. Yo soy pequeña hasta en mi pueblo, y como yo la mayoría.
Total, una buena noticia, que sí vale la pena porque invita al regocijo, a la alegría de marcarse unas sevillanas, aunque claro, no con su gracia. Que por eso ella es la más Grande de España.
¡¡¡Felicidades señora!!!
(Clic en el título para leer la noticia, de rtve con la foto)

01 octubre 2011

CORCUERA Y TODOS LOS DEMÁS ¡DE ESCÁNDALO!

Haz clic en el título antes de seguir.

Que si tú que si yo. Bien, no entro en quién dice o no la verdad en este caso porque para qué. Está claro como el agua diga lo que diga el señor Corcuera, la Policía o el juez en último término.

Un vehículo oficial entiendo que lo es en la medida que está destinado a transportar personas u objetos con carácter oficial. Es decir, tratándose de personas, que ostenten algún cargo público y tengan ese derecho.

¿Qué cargo ocupa el señor Corcuera? Tengo entendido que está jubilado. Es un exministro, pero de eso hace un montón, en concreto a finales de 1993 cesó en el cargo. ¿Me puede alguien explicar qué hace este señor con coche “oficial” y un escolta? Según parece el escolta es un policía nacional. ¿Bajo qué norma lo tiene? ¿Se suma a esto una retribución económica? Visto lo visto, todo es posible. Me lo expliquen, por favor, porque no entiendo o no quiero entender que esto pase.

Aun estando España de maravilla y con las arcas llenas no debería ocurrir algo así. Si además tenemos en cuenta cómo andamos, es ¡¡¡De escándalo!!!

Me pregunto si alguien lleva las cuentas en este país. ¿Tenemos algún contable? Sí, un señor de esos que llevan un lápiz en la oreja (en las pelis van así) y anda siempre diciendo, qué cuesta cada cosa, cuánto queda en la caja, lo que toca o no pagar. Porque eso es lo que hace falta.

Alguien que cuente cuántos coches “oficiales” andan circulando, con chofer o escolta, transportando a personas que ocuparon cargos, pero ya no están en ello.

Está bien que cuando uno deja el cargo tenga el tiempo de paro, pero no es de recibo que si le dan otro cargo siga cobrando ese “paro”. Y así ocurre con los ministros que ya no lo son y pasan a diputados, por ejemplo. Si por casualidad y dicha han ocupado un puesto de representación en Europa, pueden llegar a coincidir con tres sueldos. Es ¡¡¡De escándalo!!!

Y no menos escandaloso es la cantidad de coches oficiales con chofer para personas que no están ocupando puestos que sean de especial riesgo o de gran responsabilidad política. Todas las administraciones andan más que sobradas de automóviles, gobierne quien gobierne.

No hablemos de los sueldos vitalicios de los expresidentes, además de coche, escolta y asistentes. Bien está, si no se dedican a trabajar para empresas nacionales o extranjeras como asesores o porteros. Ya tienen bastante con entretenerse en dar conferencias, su caché suele estar muy alto gracias al cargo que han ocupado, por tanto es un complemento a su sueldo más que suficiente. Y nuestro contable, el que deberíamos tener, no debería permitir que si trabajan de fijos para alguien, siguiesen cobrando su pensión de presidentes en paro. ¡Incompatibilidad!

Imaginemos que sí tenemos al señor contable, en cualquier empresa lo hay, un estado es una gran empresa que maneja un enorme presupuesto.

Bien, le preguntamos ¡Oiga señor contable! ¿Cuánto nos cuesta lo que tenemos que pagar en pensión y dar escolta a los expresidentes?

Responde el contable:

“No quiera usted saberlo. Si la media de edad a la que jubilamos a los presidentes ronda los cincuenta años, y pueden vivir tan ricamente hasta más o menos los ochenta, al coste actual rondaría el asunto por los dos millones doscientos cincuenta mil euros por cabeza. A eso hay que añadir el coche y el personal, tendría que afilar el lápiz para darle el total.”

A este paso, vamos a quedarnos más secos que una mojama. Porque aquí no sólo pagamos un presidente, también los de las autonomías. Siga usted sumando y seguro que acaba con el lápiz.

Podría seguir con esta lista, pero para qué, si no tenemos contable.


Al futuro Presidente, no importa si es uno u otro. Por favor, ponga usted un contable. No necesita coche oficial, tampoco chofer o escolta. Nada, ni siquiera una secretaria o asistente. Lo único, un rincón en la Moncloa, una mesa pequeña, una silla, lápiz y papel. Bueno, muchos lápices y un montón de papel. Con un solo contable seguro que soluciona parte de la crisis.

Buenas noches golondrineros.

22 septiembre 2011

FAISÁN POR CAIMÁN

Si cambiamos el nombre del bicho, podríamos cantar aquello de:

“Se va el faisán, se va el faisán, se va para Barranquilla...”

Si bien el Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, ha revocado el procesamiento de los hasta ahora imputados, al parecer por falta de pruebas suficientes. El hecho de que el caso siga en la Audiencia Nacional y no lo remitan al juzgado de Irún como el Fiscal pretendía. Alegando que no existía colaboración con ETA. Es clara muestra de que sí consideran que hay indicios de dicha colaboración, con buen criterio. Porque si con dicha información favoreces al terrorista de turno, es evidente que le estás ayudando aunque no comulgues con sus objetivos.

Es decir que el “chivatazo” existe y no es una mera revelación de secreto al vecino de la esquina por la cotilla de la portera. Porque en ese caso lo hubieran mandado a Irún para tomar aire fresco y ahí quedaba para la historia sin pena ni gloria, el más escandaloso de los delitos cometidos en los últimos años. Porque sin entrar a valorar si fue fulano, mengano o zutano y compañía. El hecho en sí, es aberrante. Incluso si atendía a una supuesta “negociación” o protección de algún infiltrado.

No se han atrevido a echarlo directamente a la “Barranquilla” (entiéndase a la mier...) Pero casi. Porque le mandan al juez Ruz que siga investigando para averiguar lo que en cinco o seis años no han hecho.

Con todo lo mal que, según dicen, se ha actuado desde un principio: encargando al propio cuerpo investigado, la investigación, por ejemplo. Con el cambio de jueces, aparcándolo, pruebas que se pierden... En fin, que este hombre, el juez Ruz, que da imagen de rigor. Tiene un marrón muy difícil de aclarar. Y puede que a pesar de su buena voluntad y bien hacer, no logre llegar hasta el final. Es decir, la obtención de las pruebas suficientes y necesarias para procesar a quien corresponda.

Y me pregunto si el hecho de estar en vísperas de unas elecciones generales habrá pesado en el Pleno de la Sala de lo Penal para no mandar el caso a Irún, aumentando el escándalo. Ha sido una decisión salomónica, sí, es evidente. Y si está de... Iba a decir de Dios, pero no, no viene al caso. Mejor lo dejo en: Si está de suerte el juez Ruz y lo consigue, será dentro de tiempo... Y tiempo es lo que hace falta para que pasen las elecciones y después ya se verá si llega lo que pueda llegar. Mientras, los responsables de Interior en el momento del "chivatazo" pueden atender con tranquilidad a la campaña electoral. Hay tiempo para todo.

Buenas noches golondrineros.

21 septiembre 2011

¡LO ÚLTIMO EN MODA JAPONESA!


Ja, ¿qué os parece? Seguro que en breve lo vemos por nuestras calles y plazas. Y ya veremos lo que ocurre, porque aquí el personal es un poco burro, a veces.
Por otro lado, será curioso ver las tallas, porque claro, traseros así no los tenemos todas. Desde luego el mío no se parece en nada. Y no es por los años, cuando era joven tampoco lo tenía de ese tamaño. No soy grande, pero en esa parte puedo presumir, por talla, no de otra cosa.
El interesante artículo, lo podéis encontrar con un clic en el título.

Ciao golondrineras, ¡a lucir que son días!

14 septiembre 2011

MARIO CONDE, UNA MENTE.

Haz clic en el título, antes que nada, por favor.
Bien, no sé si será del agrado, pero a mí me ha gustado la entrevista que le han hecho y he querido darle paso en mi blog. Una mente, alguien que piensa en el momento que vivimos y lo hace con los pies en el suelo. Con la sapiencia que la experiencia le ha otorgado. Desde sus convicciones, con las que podremos estar o no de acuerdo. Pero qué duda cabe que vale la pena atender lo que dice. Escuchando lo que otros hablan a diario, no solo tienes la sensación de perder el tiempo, sino que también sientes una gran pesadumbre. ¿Son los que nos dirigen o aspiran a ello? Y como mínimo muestran una falta de rigor, de seriedad para atender este tiempo que nos ha tocado. Quizá no ha sido la suerte, seguro que no. Más bien es lo que nos hemos ganado por nuestra falta de atención. La frivolidad de los políticos, enzarzados a toda hora en discusiones estúpidas, no es más que el reflejo de la sociedad que todos formamos. Una sociedad capaz de perder su tiempo viendo programas que ensalzan la ociosidad y mediocridad. Sin dar demasiadas muestras de querer siquiera aspirar a algo mejor ni con el pensamiento.
Así nos va.

05 septiembre 2011

SÍ A LA REFORMA CONSTITUCIONAL

Ahora resulta que hasta somos un ejemplo a seguir para el señor Sarkozy, incluso puede que para otros. Mientras, aquí, en nuestro país, algunos siguen en sus trece de querer barrer para su casa particular e intereses concretos de sus autonomías. Y han tratado de vender su voto a cambio de prebendas, o cuestionar lo que no venía al caso. Algo a lo que están demasiado acostumbrados. No les importa España, para nada, puede que en algún momento fuese así, pero desde luego hace tiempo que no lo es. Solo su plato de lentejas les vale la pena para dar su apoyo.

Por suerte, y por esta vez, los partidos de mayor representación han tenido a bien hacer prevalecer la razón de estado, frente a la que pudieran sentir como partidos, y se han unido. Para llevar a cabo algo que, a fin de cuentas, nos viene obligado por la dichosa deuda. Pero que sin ninguna duda era necesario haber hecho ya hace tiempo, quizá las cosas no estarían como están.

Y pregonan algunos a los cuatro vientos que esto menoscaba la Constitución y el consenso con el que se creó. A ningún derecho o pilar fundamental de la Carta Magna, afecta, ¿dónde está el daño? En cuanto al consenso, ¿cuál? Quizá el que manipulan los nacionalistas, y otros, dando su voto cuando quieren, siempre a cambio de algo.

Hora era que demostraran a los ciudadanos su apoyo para crear una mejor opinión de nuestro país, frente a terceros y ante el resto de españoles. Pero no ha sido así, y una vez más han puesto de manifiesto su egoísmo. También, claro está, su temor. Ante lo que pudiera ser un primer paso en la relación en temas fundamentales entre los dos grandes. Si ello siguiese así, las minorías tendrían voz, pero no podrían mercadear con su voto, como han venido haciendo.

También hay voces que piden un referéndum, ¿por qué? Ya está previsto en la ley ese tipo de reformas y para ello tenemos al pueblo representado en el Parlamento y en el Congreso, es su trabajo, por ello cobran. El coste de un referéndum no es algo para usar a la ligera, hay que utilizarlo cuando la ley lo exija, no es el caso. Y, por otro lado, los que han decidido la reforma representan a más del noventa por ciento de la población, suficiente mayoría para una reforma que todos, mande quien mande, deberán respetar. No es un beneficio para un partido o gobierno concreto. No debiera ser necesario, pero a la vista está que lo es. Tendrían que ser capaces los que gobiernan, en cualquier institución, de llevar las cuentas en orden. Controlando el gasto sin despilfarros y atendiendo a lo más necesario de forma razonable. Buscando el bien de la mayoría y atendiendo a los más desfavorecidos.

Los sindicatos amenazan con movilizaciones contra la reforma. ¿Hablamos de un tema laboral? ¿Están quizá buscando la salida a cinco millones de parados? ¿Son ellos los que tienen que decir cuándo puede reformarse la Constitución? ¿...? Puede que sea más sencillo de entender todo, si pensamos que, cuando los gastos no pueden dispararse, los sindicatos quizá no perciban tantos millones fuera de presupuesto. En base a... ni se sabe, porque a estas alturas aún desconocemos cuántos liberados hay y cómo gastan lo que ingresan. Tendrán sus cuentas claras, no voy a ponerlo en duda, pero las desconocemos. Ahí también debiera haber un tope, o por lo menos, una cuenta de resultados. Y en este caso, no son los sindicatos minoritarios los que hacen oposición, son los grandes y alguno más. Casualidad, los grandes son los que más ingresos tienen del estado.

Con la que nos está cayendo, esta algarabía no es más que eso. Falta de seriedad y rigor. Que a alguien de este país le preocupe que exista una norma que limite el gasto de la Administración Pública a lo que su presupuesto le permita, en relación a los ingresos, es tanto como no querer enterarse de la realidad de nuestro país. Y pensar que la Administración es un pozo sin fondo, del cual puede sacarse todo lo que uno quiere. Cuando lo cierto, lo triste, lo muy grave es, que estamos en un pozo y sin fondos. Y alguna medida hay que ir tomando para cambiar eso.

Buenas noches golondrineros.

03 septiembre 2011

VERANO CALIENTE

Todos los veranos tenemos noticias más o menos “calientes”. Este año no iba a ser menos, quizá ha sido más. A pleno sol, en lo alto de una torre real del castillo de Olite, hemos podido ver a una pareja (hombre y mujer) practicando sexo. También a pleno sol, en una playa, otra pareja (hombre y hombre) en un acto sexual. En otra playa, otra pareja (mujer y mujer) sin llegar al extremo de las anteriores, exhibiendo su relación. Ha faltado algún acto de bestialismo, tiempo al tiempo.
¿Qué mueve a la gente a comportarse de esa manera en lugares públicos? ¿El amor, el deseo?
Yo diría que la mala educación y la redomada estupidez.
En todos los casos ha existido alguien, ajeno o no a la pareja, que ha actuado de voyeur. Suena fino así, en francés, pero es solo un mirón con interés más o menos económico o de cualquier otro tipo, que va más allá del morbo que cualquiera podamos tener. Pero no matemos al correo porque no nos guste el mensaje. Si pudo ver lo que vio fue porque lo estaban haciendo. Quien debe cuidar lo que hace no es él, sino la pareja en cuestión. Aunque, la buena educación le pudo impulsar a mirar en otra dirección.
La primera pareja no era nacional ni conocida aquí, pero sí en su país, y al parecer ocurrió hace algunos años. ¿Por qué lo publican ahora? Está claro que no por algo noble.
De la segunda pareja, más vale no hablar, está muy claro, estupidez y puede que algo más contante y sonante.
Y de la tercera, exhibicionismo en el momento más álgido de notoriedad de una de las protagonistas. Dando muestra de una memez superior.
No menciono los nombres porque no importan y, además, a estas alturas ya son más que sabidos. Lo que sí me mueve tocar el tema es el porqué de esas actitudes. No puedo entender que la gente pierda el norte de esa manera ¿placer? Poco es el que puede apreciarse en la pareja del castillo. ¿Experiencias nuevas? Eso sí, no todos los días uno tiene a mano una torre real para esos actos. La playa siempre está a mano, pero claro, con público la cosa debe tener su aquel.
En fin, sin entrar a valorar en lo moral, allá cada cual. Si bien es cierto que el delito de escándalo ya no lo es en nuestro país, sí mantiene el código penal como delito la exhibición de lo obsceno. Es decir, además de mala educación, estupidez y memez. Estas personas han cometido un delito. Que como tantos otros, no tendrá sanción alguna, salvo la reprobación por parte de algunos o la hilaridad y cachondeo por muchos.
A pesar de todo, nos viene bien hablar de esto en vacaciones, en lugar de la hambruna, la crisis o las guerras. Como que no quedan bien esos temas con una cerveza en la mano y unas gambas a la plancha, en cualquier chiringuito playero.
Buenas noches golondrineros.

21 agosto 2011

JMJ MADRID 2011. LA PAZ SEA CON TODOS

No me gustan los fanáticos, no importa de qué color sean. Y los veo a diario en eventos o manifestaciones pro y contra el aborto. A favor de la globalización o empeñados en ella. Por el sistema o antisistema. En el fútbol, en la política... En fin, en casi todas las facetas de la vida.

Pero sí me gusta la armonía, la fiesta que auna. Cualquier tipo de expresión colectiva, más o menos numerosa. Que las personas realizan en paz.

La JMJ de Madrid 2011, es pues uno de esos acontecimientos que está dentro de mi agrado. Y no ya porque sea lo que es, sino por cómo es. Un acto o varios en los que cientos de miles de personas, unidas por un mismo motivo, son capaces de convivir sin enfrentamientos. De forma pacífica y saludable. ¿Qué mal hay en ello? Solo uno, agreden con su postura a unos cuantos. A esos en los que predomina: la intransigencia, la intolerancia, la mala educación. Y no quieren permitir que otros piensen o sientan algo distinto a lo que ellos dicen. Fanáticos, me desagradan y me hacen sentir vergüenza ajena.

La queja por el gasto es ridícula. En relación a la magnitud de los actos y el número de personas que han participado de forma voluntaria y altruista. La repercusión mediática a nivel mundial es mucho mayor y tendrá su rento a medio o largo plazo.

La posición expresada en contra de la iglesia católica y sus postulados es libertad de cada cual, dentro de lo que obliga el respeto hacia otros pensamientos. Por tanto es correcta si se hace en forma. La crítica obscena, violenta, agresiva con el gesto o la palabra deja de ser libertad de expresión para convertirse en un vulgar libertinaje, que sacude los cimientos de ese derecho. Y hemos podido ver muestras con ese tinte. Perdiendo así la compostura, pierden la oportunidad de hacer una verdadera crítica que otros puedan valorar de verdad.

Cierto que la cúpula de la iglesia predica más que hace y son grandes sus riquezas. Pero no menos cierto es que son muchos, pertenecientes a la religión católica, que llevan a cabo una labor inmensa por todo el mundo. Y no solo de propaganda de su creencia, ayuda pura y dura a necesitados. A veces arriesgando la vida. Y siendo eso así, ¿qué mal hay en que decidan reunirse y alentar a sus seguidores? Lo hacen los partidos y no siempre es tan loable su fin.

A nadie obliga a seguir sus principios ni acudir a sus actos. ¿Nos cuesta dinero? También los juegos olímpicos y los utilizan los gobiernos con intereses no siempre cercanos al espíritu deportivo.

Seguro que en los próximos días, la prensa dará nota de cifras, anécdotas, hechos positivos y negativos de los asistentes a la JMJ y de los manifestantes en contra. Ya hay uno que me ha llamado la atención, por lo negativo.

Un vídeo circula por la red. Al parecer, una joven (no sé si manifestante en contra o no) insulta a la policía. Si es así, ha cometido un delito aparte de dar muestras de mala educación. Un policía le da una bofetada, también comete un delito. Su obligación, si quiere hacer algo que le corresponde, es detenerla y que el juez dicte la sanción. El hombre que acompaña a la joven, la coge y a la fuerza la aparta de la policía, con buen criterio para que la cosa no vaya más lejos. Pero un policía, a pesar de ver que se alejan le golpea. Otro delito por parte de la autoridad. Y no acaba ahí la cosa. Un fotógrafo ha hecho una foto de la agresión y sin más historias, un policía le golpea dejándolo tirado en el suelo, junto con su cámara. Alguien ajeno a todo, ha grabado las distintas secuencias. Espero que la justicia actúe, aclare lo ocurrido y sancione lo que deba.

Estas posturas, tanto las agresiones verbales como las físicas, son muestra de la intransigencia, intolerancia y falta de respeto a las normas de convivencia que se suponen debemos tener. Si es la autoridad quien hace gala de ello, es aún más grave.

Nada de esto han predicado en la JMJ, no es negativo hablar de amor al prójimo y avivar sentimientos de fraternidad y paz. Quizá debiéramos escuchar, aun no siendo seguidores o no estando de acuerdo con todo lo que dicen o hacen.

La paz sea con todos.

15 agosto 2011

EFECTO FOEHN / DELIRIOS EN UNA NOCHE DE VERANO

Era una noche endemoniada, desapacible en extremo. El viento arreciaba cada vez más fuerte cual si el dios Eolo anduviese cabreado y resoplase a cada instante con mayor ímpetu. El poniente transformado en un viento catabático, diferente e inusual para la época del año, calentaba el ambiente y resecaba el cuerpo y el alma. El efecto Foehn convertía a los vientos del oeste, originados en una borrasca en el Atlántico que hacía su entrada por el Cantábrico; en un poniente fuerte y seco, tanto que disecaba el ánima. Noche de incendios, de agresiones sexuales, de turbios pensamientos que en algunos casos terminaron en crímenes. Convulsiones de la mente azotada por el viento asesino. Locos controlados se descontrolaban. Cuerdos enloquecidos se desataban. Zombis irrumpían en la escena de la desértica ciudad. Objetos voladores de toda especie. Árboles heridos de muerte caían cortando el paso a la nada. Pues la nada era la reina de aquella noche caliente de mente, fría de alma, violentada en su sentir. No soñaba nadie, no era posible soñar escuchando el rugir del infierno por doquier. Persianas voladoras aterrizaban estruendosas sobre los carros mecánicos. Noche de cristales rotos por la risa de Lucifer. Rayos eléctricos cruzando el pavimento, arrancados de su pedestal.

Las sirenas del auxilio se ahogaban en un vano intento de llegar a tiempo para desenterrar de los escombros a quien ya no lo precisaba. Las metálicas caras de los escaparates gritaban a cada momento doloridas por el movimiento.

Dodi, el precioso gato persa de la vecina del quinto B, estaba atrapado por una maceta que traidoramente Cefiro, trastornado, le hubiese regalado. Pero no se la dio, la arrojó y el efecto fue el crujir de los huesos de Dodi que ni miau dijo, sorprendido por tan mala acción de un dios aparentemente benigno y promiscuo.

Felicitas, la muchacha hondureña que atendía a don Segismundo en el tercero A, alucinó al sentirse sodomizada por el anciano comandante que no se levantaba de la silla de ruedas sin su ayuda. No gritó, ni protestó; tal fue su estupor al comprobar que, el severo don Segis, era capaz de andar y de levantar lo que nunca en los dos años en que le estaba cuidando le vio levantado. Sufrió y gozó, no se dio la vuelta cuando él acabó resoplando y salió de la pequeña habitación que daba al deslunado. Pasado un buen rato se levantó y se sentó en el bidé después de llenarlo con agua fría. Luego fue a la cocina se sirvió una copa de vino y la bebió de tirón. Volvió a meterse en la cama y durmió a pesar del ruido ensordecedor de los bufidos de Eolo.

Enriqueta, la vecina del quinto B, andaba despavorida por la casa buscando a Dodi. Le horrorizaba la ventolera, el lamento de los muebles, el tintineo de la odiada lámpara de araña, (regalo de su tía Dorotea) Nunca le gustó la maldita lámpara, pero tenía que estar a bien con su ricachona tía. Soltera, no, solterona por su mal carácter y su enemistad constante con todo el mundo, excepto con el bueno de don Casimiro, el cura. Enriqueta era su única sobrina carnal, lo cual no le garantizaba que le nombrase heredera. Le regaló la araña cuando se casó con el pobre Pepe, jefe nocturno de unos grandes almacenes, sólo libraba dos noches a la semana y esta fantasmagórica noche le tocaba trabajar. Todas las luces de la casa encendidas, parpadeando de cuando en cuando asustadas como la dueña de la casa. Agotada después de registrarlo todo se tomó dos comprimidos de Orfidal y al poco se entregó a los brazos de Morfeo.

En el primero A, la feliz pareja de recién casados dormía apaciblemente después de una doble sesión de sexo, y de haber dado buena cuenta de una botella de champán que les regaló el hotel donde pasaron la noche de bodas. Aquella noche, Marieta, tuvo una vomitera increíble, no comió nada durante la cena pero pasó la noche en el baño liada con el váter de Roca azul marino. Tanto rato estuvo arrodillada frente a él que acabó dormida con la cabeza medio metida dentro. Así la encontró Chechu, cuando apremiado por sus deseos de culminar la fiesta la fue a buscar y tuvo que apañarse solo.

Y en medio de este aventado caos, un hombre, uno cualquiera, sin nombre o quizá lo tenga pero no viene a cuento mencionarlo. Anda contra viento, a duras penas logra hacerlo. Rebusca en sus bolsillos y logra sacar un cigarrillo del paquete ¡estupendo! Ahora solo le queda encenderlo, pero cómo lo hará, no lo sabemos. Lo intenta y vuelve a intentarlo, sin éxito. A favor del viento, así lo hacen los marineros, eso piensa y eso hace. Da la vuelta, de espaldas al nocturno y feroz enemigo, el viento. Que le empuja y le empuja en dirección opuesta a la que iba siguiendo. Él resiste la embestida, mas no puede con tanta fuerza. Ahora ya ni intenta encender el cigarrillo, ya no lo tiene, el viento lo ha robado. ¡Gran idea! Es la que tiene al ver un contenedor volcado y atascado contra un árbol. Allí se mete y queda sentado, protegido del furioso viento que viene más que va y azota todo cuanto le sale al paso. En ese palacio de polietileno se siente seguro. Feliz por su victoria en la lucha contra el dios Eolo, que sigue cabreado y zarandea sin piedad el refugio. Pero a nuestro hombre ya no le importa el viento, ríe satisfecho. Saca su paquete de cigarrillos y enciende uno, da una calada con el placer del vencedor y le habla al viento ¡Tú eres más fuerte, pero yo soy más listo que tú, por eso no has podido conmigo y río el último!

Amanece en la ciudad agotada por una noche desesperada. Hay carteles por el suelo, cristales rotos, árboles que lloran sus ramas esparcidas. El viento ha cesado, es la calma la que anda por la calle despoblada. El camión de la basura aparece, va volcando el contenido de los contenedores en su vientre aplastante. Uno, otro y otro... Sopla una ligera ráfaga de viento y suena una risa. La máquina traga el desperdicio y la risa resuena más fuerte en el espacio. ¡Soy yo quien ríe el último!

03 agosto 2011

ZAPATERO SIN VACACIONES POR CULPA DE LA PRIMA DE RIESGO

Aceleramos el paso. Más bien nos lo aceleran y me pregunto, ¿a quién interesa? Porque está claro que si mal estamos, no es peor que hace quince días. ¿Por qué ahora sube la prima de riesgo más y más? ¿Y por qué baja la bolsa de forma estrepitosa? Si el problema de Estados Unidos está “resuelto” y el de Grecia lo mismo, por lo menos de momento. Todas esas agencias que un día te valoran en uno y, otro, en menos dos. Son las mismas que nada advirtieron de la crisis mundial. Las mismas que responden a intereses que poco o nada tienen que ver con los países. Sin embargo se les hace caso religiosamente y la vida económica, por tanto la vida de la gente, depende de su opinión. Buitres, carroñeros es lo que parecen. Esperan ver la agonía, provocada por ellos, para saltar al cuello y apretar, de esa manera se nutren ellos, los que manejan los hilos siguen creciendo al ritmo de la especulación. Alguien debería poner freno a eso.

A este paso, está claro que antes de un mes estamos necesitados de un urgente “rescate”. Y todo eso, en parte, gracias a pertenecer a la tan cacareada Europa y tener como moneda el Euro.

La peseta no valía nada o bien poca cosa, pero era nuestra y podíamos manejarla en situaciones de crisis. Quizá nos precipitamos en nuestras aspiraciones, y, Europa, ese club de sólidos países tan avanzados, no hizo los cálculos adecuados a la hora de aceptar nuevos socios. Estamos regidos por gentes con “altas miras” demasiado altas quizá no teniendo las mismas reglas internas, los mismos recursos o sistemas administrativos, ni siquiera las “miras”. Entramos en el club por la puerta trasera y tendremos que salir dando un portazo o estaremos prisioneros del sistema los próximos veinticinco años o más.

Ya huelo los nuevos “recortes” para afrontar el pago de la deuda. Mientras, tendremos que seguir viendo despilfarros en todas las administraciones. Seguiremos sin afrontar el dar apoyo a las pequeñas y medianas empresas, verdaderos motores del mercado de trabajo. Porque ese es uno de los grandes errores cometidos en los últimos tiempos.

El presidente Zapatero retrasa sus vacaciones. Nadie, ningún político debería hacer vacaciones conforme anda el país. Puesto que ya está decidido hacer unas elecciones, que las hagan. No podemos estar ahora varios meses a la sopa boba para llegar a Navidad sin hacer nada. Porque no están los tiempos como para perder un minuto y, ya sabemos todos que unas elecciones paralizan la marcha. A la velocidad que vamos, parar significar morir.

La esperanza es el sueño de los que están despiertos (lo dijo Carlomagno) En este país hacemos la siesta después de comer y la siesta del borrego antes de la comida. Dormidos estamos. Mientras los buitres rondan, los políticos o se van de vacaciones o dedican su tiempo a unas elecciones dilatadas en el tiempo. Y el “líder” del PSOE sonríe. ¿De qué? Por qué no le dicen sus asesores que es inadecuada esa falsa sonrisa. No procede, no transmite confianza ni cercanía. Todo lo contrario, burla de la situación en la que nos encontramos. Si tenía las soluciones, ¿por qué no las aplicó estando en el gobierno? Acaso no le dejó el Presidente, o fueron sus “solidarios” socios. Quizá ha sido la banca, o puede que la oposición que no arrimó el hombro. Sea como fuere, no es el momento de exhibir sonrisas. No la suya, tampoco el resto.

Yo mantengo la esperanza, duermo poco, pero eso es solo lo que tengo. Esperanza en que baje la “prima de riesgo”. Buenas noches golondrineros.