04 septiembre 2010

NO, A LA HUELGA GENERAL

Un NO rotundo a la huelga general convocada para el 29 S.

Y no por estar a favor de la política económica del gobierno, que considero muy negativa en gran parte. Sino porque es la guinda de un pastel podrido. Solo nos falta eso para ir peor de lo que vamos y aumentar los problemas que tenemos. ¿Qué soluciona? Nada.

No a la huelga general porque: No es reparadora del daño que tenemos. No aumentará la creación de empleo. No fomentará la inversión. No impide el fraude de ninguna clase, que lo hay por todas partes. No disminuye la morosidad institucional ni la privada. No hará que los bancos concedan más créditos. NO logrará, que los bancos contribuyan con parte de sus beneficios a saldar la deuda. No van a renunciar sus altos ejecutivos a cobrar sus millonarias retribuciones. No moverá al gobierno a cambiar su política, eso solo lo pueden conseguir los partidos que puedan apoyarle para seguir en el poder. No mejorará las relaciones entre el gobierno y la oposición. No conseguirá que la oposición sea mejor. No será motivo para que los empresarios y sindicatos lleguen a consensos. No beneficia a los que sí tienen trabajo porque les restarán de su salario sin ningún beneficio, mientras que los liberados sindicales sí cobrarán por ese día. No resolverá el problema de la emigración. No paliará la pobreza de millones de españoles. No mejorará la imagen de los sindicatos, porque son coautores de la política que hasta ahora hemos tenido. No será causa de unión entre los trabajadores, ni entre pequeños y medianos empresarios, porque no todos están de acuerdo en hacerla, aunque muchos puedan ir a ella obligados por las circunstancias. Lo cual es no solo inmoral, también un atentado a la libertad, que los sindicatos permitiendo los piquetes, impiden ejercer en este tipo de manifestaciones. (Tenemos memoria de ello en otras huelgas)

NO... NO... NO...

Son tantos los NO que no puede entenderse esa convocatoria a estas alturas de la crisis y, después de, todo lo que los sindicatos han callado y “cobrado” mientras el país seguía deslizándose, a toda máquina, hacia el derrumbe social y económico. Porque el parón y posterior marcha atrás del motor económico no solo ha afectado a lo económico, ha sido causa de problemas de salud y de convivencia. De pérdida de ilusiones y de tiempo, por no poder vivir con normalidad trabajando o estudiando. Es mucho lo perdido en esta etapa y nada de eso se recupera con la huelga general.

¿Por qué la convocan? Desde luego, NO por los intereses de España ni de los españoles. No nos engañemos. Ni los sindicatos, ni aquellos que les apoyan están por defender otra causa que no sea la suya propia, sus intereses de partido o de demostración de su fuerza como sindicatos.

Claro que pueden aportar cien, mil quizá, razones para oponerse a la política del gobierno. Y probablemente yo esté con ellos, pero mucho antes y, con muestras de querer contribuir a solucionar los problemas. Eso debieron hacer y no lo hicieron. Dicen que nunca es tarde si la dicha es buena. No es el caso, ahora, siendo tarde como es, solo más desgracia es lo que pueden aportar. Y seguiremos siendo los de abajo los que paguemos los errores y las “ganancias” de los de arriba.

La huelga, NO nos solucionará ninguno de los problemas que tenemos en este país.

Y está claro que es el derecho y puede que la manera de decirle al gobierno BASTA. Pero hay otras formas menos lesivas para todos, esas son las que debemos adoptar y no aquellas que empeoren esta crisis que ya es crónica.

El curso académico no ha comenzado, pero estamos en septiembre y es hora de abordar las asignaturas que tenemos pendientes. La crisis es nuestra asignatura pendiente y solo con el esfuerzo de TODOS podremos ir remontándola. Está claro que hasta ahora, apenas unos pocos, los menos poderosos, somos los que estamos aportando un grano de arena. Hacen falta toneladas y, ya es tiempo de que los que sí pueden hacerlo lo hagan. Puede que mi voz sea, solo eso, una voz que clama en el desierto de la obcecación de aquellos que tienen el poder, bien sea político o económico. Pero ejerzo el derecho a expresar mi opinión y oposición, ante la manipulación por un hecho que tanto nos afecta. Porque resulta muy fácil mover a un número importante de personas para hacer una huelga, porque razones las hay para protestar. Pero tienen derecho a saber, esas personas, que de nada sirve gritar, cuando nadie te quiere escuchar.

Buenas noches golondrineros, sed felices.


1 comentario:

VICENT dijo...

Por desgracia todo es cierto cuanto has comentado, en resumen, toda esta parafernalia por llamarla de alguna manera, es un recurso tipical spanish, un recurso que por desgracia nos caracteriza no solo a nivel nacional sino tambien global, y cada vez mas gente lo ve desde todas partes del mundo, ese recurso se llama O P O R T U N I S M O, tambien puede llamarse de mil maneras diferentes y sinonimas, o algunas mas al uso como jetas, espabilados o caraduras.

por desgracia asi es, esta huelga no es mas que una cortina de humo, un papelón para calmar la furia de las fieras (trabajadores) que es ahora cuando se dan cuenta de que los sindicatos que les representan, tanto si son afiliados como sino, hasta el momento no han hecho otra cosa que vivir de rentas y hacer el acatame a todo lo que el gobierno ha hecho, porque con la panza llena el hambre se ve con otros ojos. por ello esto no es que un hacer ver que de que estan ahi, es decir, un papelon.

curiosamente la gente critica muchas veces los programas de la television, programas del corazon que todos dicen que son basura. paradojicamente la politica de este pais cada vez se parece mas a esos programas, los politicos solo hacen un papelon tremendo y realemente hacen poco por nosotros, y para entretener al publico se dedican a sacar mierda unos de otros, pero en realidad no solucionan nunca nada y lo unico que hacen es complicar mas las cosas si se puede.

que lastima que un pais como el nuestro con el potencial que tiene este hundido en una espiral de despropositos y de desgobierno que nos hunde cada vez mas en un abismo politico y social del cual hara falta mucho tiempo en salir, aunque eso no supone que se vayan a solucionar los problemas, estas penas no son de las que se curan con el paso del tiempo.